Archivos de la categoría ‘cultura’

Monday 30 may 2011

Ya es conocida como Ley Mordaza

El Gobierno prepara una ley que reforzará la autocensura en los blogs

J. Gómez | 30 de Mayo 2011 |
La Ley Sinde podría no ser el último regalo envenenado del Gobierno en materia legislativa en Internet. Ahora conocemos la aprobación del anteproyecto de la Ley de Igualdad de Trato que en su afán por evitar tratos discriminatorios podría afectar a los blogs en nuestro país, obligados a ejercer la autocensura para evitar ser multados.

Ley Mordaza. Así ha sido bautizada la nueva ley impulsada por la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín, por sus potenciales peligros en su aplicación al ámbito de Internet. La web elentir.infoadvierte sobre éstos, que pasan por saltarse la presunción de inocencia de una forma flagrante. Por desgracia, vendrá a reforzar el ataque contra las libertades en la Red que ya promovió la Ley Sinde, aunque aún ésta no ha entrado en vigor.

La nueva ley legitima la sentencia que firmó meses atrás el Tribunal Supremo contra el portal Alasbarricadas.org. En aquella ocasión se sancionó a sus administradores por no moderar los comentarios contra el artista Ramoncín, responsabilizándoles de los mismos a pesar de haber sido expresados por otros usuarios. Merodeando, blog de Julio Alonso, también se encuentra en un proceso similar por albergarcomentarios ofensivos contra la SGAE.

Elevadas multas económicas

Con la llamada Ley Mordaza se pretende que todo comentario que discrimine por “razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” sea eliminado. Si no se hiciese así, el responsable del blog podría ser sancionado con una multa de 10.000 a 60.000 euros o incluso se podría dar el cierre del blog.

Asimismo, si se “discriminase” a un usuario que opina sobre un tema que nada tiene que ver con lo expuesto en la entrada también podría producirse un motivo de sanción por no respetar la “igualdad de trato”. Si se impidiese comentar a algún usuario que haya denunciado el blog por esta ley también podría suponer una infracción grave. Este absurdo motivo podría servir para echar el cierre a centenares de blogs en la Red.

¿Se protege realmente a los usuarios con esta ley? ¿Evitará la discriminación en la Red? Las preguntas surgen después de conocer un texto que vuelve a traer polémica ya que es considerado como una nueva herramienta para controlar Internet por parte de las instituciones públicas.

Artículos relacionados:

El Tribunal Supremo condena a una web a pagar 6.000 euros a Ramoncín

Condenan a un blog por albergar comentarios de terceros que difamaban a la SGAE

Los administradores de los foros sí son responsables de los comentarios de los usuarios

Sentencia judicial confirma que los webmasters no son culpables de alojar enlaces externos

Anuncios

La gallina Zapatero pone el huevo póstumo de la inquisición..

 

Heber Rizzo

He leído esto:

De Elentir, donde …

Ayer os comentaba que este viernes el gobierno aprobó el anteproyecto de la llamada “Ley de Igualdad de Trato”, que podría someter todos los ámbitos de la vida a los caprichos del gobierno. Cuando digo “todos” me refiero también a los blogs.

La inclusión de las bitácoras en los ámbitos afectados por esta ley no es algo gratuito. El Art.1 de ese anteproyecto señala que dicha norma regulará los “derechos y obligaciones de las personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas”. El Art.3 señala: “Esta Ley se aplicará en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural y social”. Y el Art.4, en un absurdo intento de ponerle puertas al campo, afirma que “queda prohibida toda conducta, acto, criterio o práctica” que atente contra los amplísimos e incluso contradictorios conceptos de discriminación que contempla dicha ley. Veamos algunos ejemplos:

Y:

  • Se meten en la moderación de comentarios, literalmente, para silenciar a quien quieran
  • Una ‘ley comodín’ para tener la llave de la libertad de cualquiera
  • Aplicará la ley un ‘inquisidor’ designado por el gobierno
  • El acusado deberá probar su inocencia, como en la Inquisición
  • Podrán censurar tu blog para proteger a la víctima de “discriminación”
  • Una ley mucho peor que la Ley Sinde para la libertad de expresión

Y por eso pasé a leer esto:

Y si bien no estoy asombrado (la censura y la dictadura total están en el corazón de la religión socialista), me estoy comenzando a asustar.

“¡Silencio, descreído! Nuestras armas son el miedo, la sorpresa, una eficacia implacable, una devoción fanática al partido, y un bonito uniforme rojo. (De un “sketch” de Monty Python, apenas transformado.)

Fuente:

A mayor abundamiento:

Yo no soy capaz de identificar una sola norma desde el final de la Guerra Civil que sea tan totalitaria como la que ha concebido el Gobierno socialista.
Sunday 29 may 2011

Así afectará a los blogs la Ley Mordaza que prepara Leire Pajín

Domingo 29 de mayo de 2011

Ayer os comentaba que este viernes el gobierno aprobó el anteproyecto de la llamada “Ley de Igualdad de Trato”, que podría someter todos los ámbitos de la vida a los caprichos del gobierno. Cuando digo “todos” me refiero también a los blogs.

La inclusión de las bitácoras en los ámbitos afectados por esta ley no es algo gratuito. El Art.1 de ese anteproyecto señala que dicha norma regulará los “derechos y obligaciones de las personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas”. El Art.3 señala: “Esta Ley se aplicará en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural y social”. Y el Art.4, en un absurdo intento de ponerle puertas al campo, afirma que “queda prohibida toda conducta, acto, criterio o práctica” que atente contra los amplísimos e incluso contradictorios conceptos de discriminación que contempla dicha ley. Veamos algunos ejemplos:

  • Moderación de comentarios: te puede caer una considerable multa si tienes un blog con los comentarios moderados y basas tu política de moderación en cualquier criterio que pueda considerarse discriminatorio por “razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, convicción u opinión, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, lengua o cualquier otra condición o circunstancia personal o social” (Art.2 de la ley). Por ejemplo: este blog podría ser multado porque las normas de participación indican que los idiomas del blog son el castellano y el gallego, y que cualquier comentario en otro idioma ha de ser traducido. Es un criterio de sentido común pero que incurre en la discriminación por razón de lengua según ese Art.2. Así pues, para cumplir la ley tendría que aceptar cualquier comentario en cualquier idioma, aunque no entendiese su contenido (con el consiguiente riesgo de admitir contenidos ilegales): el colmo del absurdo. Si no lo hago, según los Arts.43 y 44 de esa ley podría estar incurriendo en una infracción grave y podría caerme una multa de entre 10.001 y 60.000 euros (entre 1.644.000 y 9.983.000 pesetas, una auténtica burrada).
  • Si tienes un blog dedicado a Linux y en los comentarios tienes a un troll dando la matraca cada día diciendo que quiere hablar de Windows en los comentarios, no podrías banearle pues incurrirías en una discriminación por razón de opinión, según ese Art.2. De la misma forma, si tienes un blog de izquierdas no podrás borrar un comentario por defender ideas opuestas, y viceversa. De lo contrario, podrían acusarte de una infracción grave con una sanción de entre 10.001 y 60.000 euros. Gusten más o menos esas políticas de moderación, es un derecho del propietario de un blog establecer los criterios de moderación que desee. Ese derecho desaparecerá con la Ley Pajín, al aplicarse al ámbito privado criterios de no discriminación que hasta ahora y por sentido común sólo eran aplicables al ámbito de las administraciones públicas. Esto es violar nuestras libertades en nombre de la llamada “igualdad de trato”, un concepto que nada tiene que ver con la verdadera igualdad de toda democracia, que es la igualdad ante la ley.
  • Si en tu blog no discriminas a nadie por razón de lengua u opinión, también podrías vulnerar la ley, pues su Art.5 proclama un nuevo concepto: la “discriminación indirecta”, que según la ley “se produce cuando una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros ocasiona o puede ocasionar a una o varias personas una desventaja particular con respecto a otras”. Esto entra en contradicción con el concepto de discriminación directa que establece la propia ley, revelando el enorme tamaño del disparate jurídico que está promoviendo Leire Pajín. Y es que lo que esto quiere decir es que tendrás que discriminar para no discriminar: a modo de ejemplo, como en este blog la mayoría de comentarios se publican en castellano, se me podría multar porque las normas de moderación del blog no incluyen criterios para obligar al uso de idiomas minoritarios como el gallego, el vascuence o el catalán en un determinado número de comentarios, por ejemplo. Nuevamente, estaría incurriendo en una infracción grave con una sanción de entre 10.001 y 60.000 euros
  • Para colmo de esperpento, si por ejemplo impidieses comentar en tu blog a alguien que te haya denunciado al amparo de esta ley podrías estar incurriendo en lo que el Art.10 de dicha ley define como represalia: “cualquier trato adverso o consecuencia negativa que pueda sufrir una persona por intervenir, participar o colaborar en un procedimiento administrativo o proceso judicial destinado a impedir o hacer cesar una situación discriminatoria”. Nuevamente podrían acusarte de una infracción grave con otra sanción más de entre 10.001 y 60.000 euros.

Una ‘ley comodín’ para tener la llave de la libertad de cualquiera

Como podéis observar, esta ley considera discriminación casi cualquier decisión que podamos tomar en nuestros blogs, o en cualquier ámbito de nuestra vida social. No es algo hecho por capricho, de forma accidental o fruto de la casualidad. Antes bien, estamos ante una “ley comodín” con la que el poder político podrá perseguir y castigar a cualquier ciudadano cuando le dé la gana, por casi cualquier causa: una eficaz herramienta legal para reprimir al discrepante, sobre todo teniendo en cuenta lo que vamos a ver a continuación.

Aplicará la ley un ‘inquisidor’ designado por el gobierno

Hay que tener en cuenta que el Art.37 crea la llamada “Autoridad para la Igualdad de Trato y la No Discriminación”, definiéndola cínicamente como una “autoridad independiente” que se encargará de aplicar esta ley. La curiosa “independencia” de esa autoridad queda en evidencia en el punto 4 del Art.38: “El nombramiento de la persona titular de la Autoridad para la Igualdad de Trato y la No Discriminación corresponderá al Gobierno mediante Real Decreto”. Al parlamento se le reserva un papel de mero florero en este nombramiento. ¿Cómo puede considerarse independiente un cargo así?

El acusado deberá probar su inocencia, como en la Inquisición

Para colmo, como señala el Art.28 de la ley y como comenté aquí en enero, el acusado de discriminación deberá probar su inocencia, lo cual viola el derecho a la presunción de inocencia que ampara el Art.24 de la Constitución Española. Esta inversión de la carga de la prueba supone una vuelta a los métodos de la Inquisición, cuando existía la llamada“prueba diabólica”, que dejaba a acusado en una total indefensión. Si tenemos en cuenta que, además, esto será competencia de un “inquisidor” designado por el gobierno, podemos hacernos una clara idea de para qué quiere aprobar el gobierno con tanta prisa una ley tan radicalmente antidemocrática como ésta.

Podrán censurar tu blog para proteger a la víctima de “discriminación”

Pero aún hay más: la disposición adicional primera de la ley modifica la LSSI, la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información, aprobada en 2002 durante el mandato de Aznar. En concreto se modifica el Artículo 11 de esa ley, relativo al “Deber de colaboración de los prestadores de servicios de intermediación”. La modificación consiste en añadir un segundo párrafo en el que se establece que los tribunales podrán ordenar “medidas de restricción o interrupción de la prestación de servicios o de retirada de datos de páginas de Internet que contempla la presente ley” con el fin de “proteger los derechos de la víctima”. O dicho sea de otra forma: podrán bloquear el acceso a tu web o censurar parte de sus contenidos para dar satisfacción a la víctima de una “discriminación”.

Una ley mucho peor que la Ley Sinde para la libertad de expresión

Viendo los innumerables y hasta contradictorios conceptos de discriminación que establece este anteproyecto, la ya de por sí cercenada libertad en la red va a sufrir un recorte enorme con esta nueva ley. Para seros sincero, no entiendo que toda la movilización que hubo en su momento contra la LSSI y más recientemente contra la Ley Sinde no se esté produciendo ahora contra la Ley Pajín. Estamos ante una ley mucho peor que la Ley Sinde en lo que respecta a la libertad de los internautas. Al fin y al cabo, se trata de una ley que reinstaura los delitos de opinión, y para colmo encomienda su persecución a un cargo político designado a dedo por el gobierno, violando el derecho a la presunción de inocencia de todo acusado. Ni la Ley Sinde había llegado tan lejos en la agresión a nuestras libertades.

Entradas relacionadas:

– El gobierno acelera la nueva Ley Mordaza promovida por Leire Pajín
– Pajín quiere reinstaurar la prueba diabólica que ya utilizó la Inquisición
– Pajín, contra la Convención de la Unesco sobre discriminación
– ¿La ley estalinista de Pajín nos impedirá elegir libremente nuestras amistades?

 

«Maestro Félix»

«Maestro Félix» por Iker Jiménez

Fue un mes de marzo, hace treinta años…
Martes 2 Marzo 2010

 Fue un mes de marzo, hace treinta años. Aún recuerdo perfectamente la sensación de incredulidad que recorría los patios de los colegios. De todos los colegios de España. No podíamos. No queríamos creerlo. De pronto, nos habíamos quedado huérfanos. Sin nuestro maestro.

Félix Rodríguez de la Fuente no necesita ninguna presentación. No la necesitan los iconos, los símbolos, los que han trascendido al corto espacio de lo humano. Su obra, su voz, su fuerza y su entusiasmo, siguen contagiando del mismo modo. Siguen irradiando desde algún lugar. Siguen impulsando a muchos desde lo hondo de un recuerdo imborrable anidado al alma. Su chaqueta de bolsillos, el cuello vuelto, su peinado, su sonrisa, su forma de dirigirse a la cámara. Todo en él era único e inimitable. Él era un big bang en expansión cuando se dirigía a nosotros con emoción. Entonces entre emisor y receptor acontecía algo inexplicable. Algo en lo que yo creo. Algo que no es medible ni científico: Magia. Él, chamán paleolítico reencarnado para hacernos llegar las historias del mundo a través de su mirada. Nosotros, los niños de la cueva umbría y profunda, fascinados imaginando universos. Él, buhonero del infinito, siempre portando una carga de ilusiones, de sueños, de anhelos. Nosotros, niños de toda España, que esperábamos la cita semanal como antaño nuestros antepasados esperaban en las aldeas castellanas la llegada del hombre que con canto hipnótico nos contaba cómo era la realidad en reinos lejanos que nunca íbamos a pisar. Y la realidad, a través de su voz, era mejor y más bella. En eso consistía su magia. La magia de un lenguaje que transformaba neuronas y genes. La voz que nos cambiaba por dentro con mensajes certeros y que, como un código antiguo, nadie más conocía. Mensajes de emoción, de respeto, de comunión con el misterio de la naturaleza y de la vida.

¿Dónde quedan ahora todas las sombrías aves de rapiña humana que tuvo que soportar? ¿Dónde las turbas de envidiosos que nunca pudieron asimilar el éxito de un hombre que creía en sus sueños? ¿Dónde los mediocres parásitos que no admiten lo sublime y lo genial?

Todos ellos se han quedado pequeños, insignificantes. Diluidos en la nada. En su nada aborregante de pensamiento vil y de corto recorrido. Pensamiento que no imanta ni se posa en nadie. Pensamiento baldío que no germina en otros porque está yermo y no tiene alma. Y si algo le sobraba a Félix Rodríguez de la Fuente era alma. Alma que ya es inmortal como los cielos de las sierras, infinita como el vuelo del Águila Imperial y el Halcón Peregrino. Libre allá donde solo llegan las criaturas mágicas con cosmovisión a otro nivel. Mal que les pese a algunos, y por fortuna de tantos, Félix y su legado ya no pueden ser arrancados del corazón y la mente de millones de niños que seguimos siéndolo, en parte, gracias a lo que él nos enseñó.

A veces vuelvo a ver a Félix, vuelvo a escuchar a Félix, y me emociono. Observar el éxtasis de un hombre entregado a su pasión, a un ser de luz tan excepcional embriagado con la leyenda, el mito, la ciencia, la vida y el hallazgo, no deja de ser una experiencia mística. Una de esas, en este mundo decadente, banal, mecanicista, corto, romo, de pensamiento uniforme y amorfo, que siguen siendo oxígeno para el alma. Oxígeno puro de vida en un mundo que se contamina cada vez más. Ahora me doy cuenta de que casi no importaban nuestros amigos del reino animal. Casi pasaban, al menos para mí, a segundo plano; el lobo, la gineta o el último lince. Lo que realmente daba sentido a todo, lo que vertebraba la naturaleza viva y desconocida hasta entonces, era él. Era su energía, su reflejo áurico que no hace falta ver, porque se siente en la distancia y resplandece. Si hay lugares de poder, y objetos de poder, también hay personas o almas de poder. La más intensa que yo he conocido es, sin lugar a dudas, Félix Rodríguez de la Fuente. Por eso, con alegría por todo lo que nos dejó, le echamos mucho de menos. ¿Y dónde estaría Félix ahora? ¿Qué nos enseñaría en pleno siglo XXI?

Él, que creía en el hombre y en el cosmos, pero también en lo sagrado como fuerza misteriosa que ordena la realidad. Él que pensaba, como es natural, que no estábamos solos. Él, profeta de la naturaleza mucho antes del ecologismo. Él, que hablaba del honor del hombre primitivo y de la nobleza de los animales. Nobleza que dejaba en evidencia la ruindad humana. ¿Qué nos estarías contando ahora, Félix, a través de la tele, de los libros o de la radio?

Aquel día de marzo, lluvioso en mi memoria, noté que se me humedecían mis ojos de siete años recién cumplidos al ver en el periódico aquel titular. En pleno éxito, en pleno viaje, fiel a la búsqueda, la sorpresa y la aventura, Félix se había marchado a otra misión más lejana. Él ya no era un documentalista. Era ya un filósofo. Un filósofo de vida. Esa transformación había empezado, sutil, hasta cobrar la fuerza de un torrente. Nos enseñaba con palabras sencillas cosas que serían importantes. Como un profeta antiguo que intuía el porvenir. Entonces quizá no comprendimos lo que significaba su falta. Lo grave y hondo de este vacío insustituible. Porque jamás nadie nos habló a los niños como él lo hizo. En cada sonido, en cada música trepidante, en cada frase, había algo que iba, no al consciente, sino a la mente profunda. Y allí se alojaba hasta que llegase el momento de comprender. Esa fue su impagable labor. Hacer mejor a unas cuantas generaciones.

Casi treinta años después, por una de esas casualidades que tanto le gustaban a él, redescubrí a Félix casi por accidente. Un libro escrito en su contra, además de enervarme, me hizo soñar con él. Bendito libro. Con fragmentos nítidos de sus programas, que, en una proyección fabulosa, llenaron mi mente de ideas. Y sonaba en algún lugar de mi cerebro la música de Antón García Abril. Esa que a él le hizo llorar el primer día que la escuchó. Porque era la misma fuerza de su mensaje trasladado a las notas de un pentagrama. Casi de madrugada salté de la cama y busqué aquellas imágenes, aquellas voces, aquel impulso mágico. Y el reencuentro no pudo ser más aleccionador. El Félix que contemplaba ahora a través de las recopilaciones de “El Hombre y la Tierra” era todo lo que anteriormente señalé y aún mucho más. Y las lágrimas de admiración fueron otras. Admiración y pasmo ante lo que este hombre hizo hace tres décadas. Félix era futurista en su concepto televisivo. En su idea de la dramatización; su filosofía de introspección en la peripecia individualizada de cada animal era algo pionero e insólito. Su programa, el cuento de vida de cada animal. Y con él aprendíamos de forma directa. Eso, evidentemente, no lo entendían muchos. Incluso con carné oficial de naturalista o biólogo. Tenían carné, claro. Pero les faltaba el alma y genialidad. Y para esa no hay oposiciones.

La muestra de lo distinto del lenguaje y la vertebración audiovisual de Félix como fenómeno que debería ser estudiado en todas las facultades de comunicación de este país, es que cualquier otro documental de naturaleza, incluidos los actuales llenos de medios y posibilidades digitales, no tienen lo que tenía él. Y es que la magia auténtica no se vende. Lo único que se puede hacer es admirarla para aprender algo. Pero no todo el mundo está dispuesto.

Vi toda la serie y me quedé mudo. De inmediato, con la nutria, el desmán o el muflón, me volvía a reflejar, ante la televisión de blanco y negro, con siete años. Reconocía cada frase, cada comentario. Como si todo ese legado hubiese dormido durante años en algún lugar recóndito. Y así, seguro, les ha ocurrido a muchos. Conociendo mínimamente el medio, me di cuenta de que el burgalés universal era aún más poderoso, más mágico, más adelantado a su tiempo, que lo que yo había imaginado siendo un niño. Se me manifestó así un Félix absolutamente genial, empleando técnicas y modos de contar inalcanzables para cualquier otro comunicador aún hoy en día. Y eso, amigos, es un enorme misterio. El enigma de la genialidad que nos parece incomprensible, pero maravillosa, al resto de los mortales.

Ser consciente de eso, además de hacerte de nuevo muy pequeño en comparación con lo que fue un gigante irrepetible, te da ánimo y alegría. Jamás envidia. Porque lo que faltan son maestros y ejemplos. Alegría porque el mensaje prosigue y, en este mundo autodestructivo y sin valores, aún nos queda su voz. En esta realidad de la que casi todo el mundo quiere desterrar lo épico y lo mágico, lo fabuloso y lo ilusionante, aún queda su voz. Sí, una voz, un eco poderoso como los desfiladeros y los páramos, que no sólo nos habla de animales. Eso es escuchar a medias. Abrid el corazón y sintonizad. Entonces comprobaréis, aún estáis a tiempo, que Félix nos cuenta muchas más cosas sobre el mundo y el hombre; sobre el universo y el futuro.

Pocos misterios tan asombrosos como el de Félix Rodríguez de la Fuente. El mismo que no nos dejó, porque sigue guiando a muchos como ejemplo de entusiasmo a contracorriente. El mismo que abandera una forma de ver el mundo que caló en millones de niños al mismo tiempo. El mismo profesor de vida y valores al que jamás vamos a olvidar. Como nunca se olvida al maestro que nos hizo amar su asignatura. Félix, treinta años después, es el mismo hombre que sigue vivo en el inconsciente colectivo de un pueblo. Y los que llegan a ese reino, los pocos que llegan, no solo no han muerto, sino que cada día irradian más desde algún lugar insondable del tiempo y el espacio.

Iker Jiménez
+ enlaces de interés:


 Fundación Félix Rodríguez de la Fuente: www.felixrodriguezdelafuente.com

Planeta Libre

Titulo Original: La belle verte
Cine – 13/02/2009 –
Autor: Coline Serreau –
Duración: 01:32:25 –
Idioma: Español (ESP) –
Subtitulos: Sin Subtitulos –
Fuente: video.google.es
Planeta Libre

En un lejano planeta discurre el año 6000.

Sus habitantes son seres muy avanzados, que viven aproximadamente unos 250 años, han prescindido de los objetos materiales y se comunican telepáticamente.

En la reunión anual en la que afectan a la comunidad siempre surge la misma pregunta: ¿alguien quiere ir a la Tierra? Nadie se atreve a hacer el viaje a este peligroso y primitivo planeta, hasta que Mila, la hija del último hombre que estuvo allí, se presta como voluntaria. ¿Aquí empezará la mayor aventura de su vida?

Una propuesta de pasos a seguir con #consensodeminimos

mayo 23, 2011

Estoy viendo, leyendo y oyendo que hay varias iniciativas para discutir un “consenso de mínimos” [*] de qué queremos, y seguramente más cosas, y coordinar actividades hasta las elecciones generales como mínimo (deduzco que es eso lo que se pretende a medio plazo).

[*] #consensodeminimos, o como se quiera llamar, #wiki15m, etc.

La motivación del apunte: ya rondan varias propuestas, como las cuatro propuestas de Ignacio Escolar, el sitio web montado ex-profeso 15demayo.info, de Al borde del Viaductode Antonio Castroun hilo en Google Moderator, acampadas del #15m como la de Barcelonami propia opinión en vídeo… y seguramente muchos más que ahora no recuerdo o no conozco.Actualización#acampadapalma acaba de publicar su consenso de mínimos muy similar al de Escolar y los que menciono aquí.

Al final vamos a tener muchas iniciativas que no quedarán en nada, y sólo se funcionará si un grupo pequeño de gente se pone trabajar muy duro y tendrá éxito sólo si convencen a mucha gente (cosa harto complicada por el síndrome Not Invented Here). Creo que esto hay que intentar evitarlo, esta es la intención de este apunte.

0. ¿Qué queremos hacer?

Creo estamos de acuerdo lo primero hay que elegir unos cuantos principios básicos de consenso general que reclamamos para mejorar la democracia. En general, y de todo lo que leí, el consenso mayoritario parece ser:

  1. modificación de la Ley Electoral,
  2. aprobación de una ley de Transparencia y publicación de datos públicos para tratamiento informático,
  3. menor tolerancia a la corrupción en cargos y candidatos, y
  4. mecanismos de mayor participación ciudadana en decisiones importantes.

No hace falta entrar en detalles de implementación, sino declarar qué objetivos se proponen. Luego se podrían presentar alternativas de implementación sin que tengan que estar consensuadas por todos, quizás se puedan votar y que todo el mundo vea las preferidas y comentarios de los “expertos” en cada tema en particular.

Una vez obtenido lo anterior seguramente surgirán propuestas de diferente tipo que necesitarán “consensos” y que deberían tener la opción de ser votadas y debatidas. Si no quieres seguir leyendo pasa al resumen final. Si quieres participar desde ahora, sigue leyendo.

1. La plataforma

Sólo con esos dos puntos ya tenemos un problema grave, la plataforma: ¿qué herramientas usaremos? ¿existen? ¿se desarrollan? ¿hay servicios? ¿o empresas que lo quieran dar? (¿actuable? ¿voota?…) Propongo que nos tomemos los siguientes días en discutir y resolver este problema de decisión de arquitectura, y luego pasar a discutir sobre los principios básicos.

Pero surge el otro problema ¿dónde se discute la plataforma? Twiter es incómodo. Propongo:

  1. La gente que ya tiene ideas, propuestas o sitios en marcha discutan en algún sitio público: un wiki, o una página en Facebook, o en un Google Groups. Deberían participar sólo los que serán capaces de aportar algo técnico/financiero a esa plataforma, los que no, mejor que se abstengan en lo posible para evitar ruido.
  2. Que haya un o unos responsables de esta coordinación que sea informático/programador que sea capaz de liderar el desarrollo o modificación de herramientas existentes. Por lo que es necesario que la o las personas tengan tiempo disponible (yo me abstengo), bien porque su empresa lo permite, o esté en el paro, o sea un estudiante a punto de comenzar las vacaciones de verano.
  3. Una vez que se haya discutido la plataforma, sus requerimientos y cómo usarlas se pasaría al tema de consenso de mínimos.
  4. Luego lo demás.

2.1 Requerimientos mínimos de la plataforma

  1. Admitir propuestas de diferentes categorías (consenso de mínimos, extensiones al consenso, propuestas ciudadanas, etc.)
  2. Cada propuesta debería admitir votos y comentarios (también con votos). Además cada propuesta debería poder relacionarse con otras propuestas: alternativa, complementaria, etc.
  3. [opcional/de futuro] Los usuarios se deben dar de alta con nombre y DNI, estos podrían no mostrarse al público, pero si deberían ser datos reales. En un futuro próximo podría implementarse un mecanismo de verificación del nombre y DNI con el DNIe o certificados de la FNMT (Tractis ya se ofreció en dar soporte y desarrollo para esto: 1234).
  4. La herramienta debería ser capaz de “agregar información”: propuestas más votadas, visualización y ordenamientos por propuestas (alternativas, complementarias, etc.), comentarios más votados, modificaciones más votadas, usuarios más activos, relaciones entre grupos de usuarios (análisis de grafos… p.e. para verificar la diversidad), etc.

2. El consenso de mínimos

Será el “primer objetivo” a conseguir, el “discurso” que presentaremos a la sociedad, por lo que es deseable cumpla las siguientes condiciones.

  1. Debería ser algo que seduzca a gente del mayor espectro ideológico posible.
  2. Debería ceñirse sólo al mayor consenso posible, sin posicionarse ideológicamente o por un/os partidos.
  3. Debería ser lo más genérica posible, sin entrar en detalles “programáticos”.
  4. Los detalles programáticos (todos los alternativos) podrían presentarse como “apéndices” y que puedan servir para futuras discusiones o incluso para motivas a partidos o candidatos para que las incluyas en su programa.

Si no estás interesado en “problemas de grupos” puedes saltarte al resumen del final.

2.1 Los problemas de los grupos

Está estudiado el problema de polarización que presentan los grupos, y sobre todo los grupos pequeños. Es algo que debemos evitar. Para ello es mejor tener un grupo lo más amplio y diverso posible (también hace falta gente de los extremos). Como al inicio será imposible tener un grupo amplio, habrá que dedicar mucho esfuerzo en involucrar a personas de ideologías y ideas diferentes, y de hacer un gran esfuerzo para evitar la polarización.

Para esto recomiendo la lectura del libro Wisdom of the Crowds y/o su entrada asociada en la Wikipedia: la sabiduría de los grupos. No es el libro con todas las verdades ni recetas mágicas, pero enseña los problemas y condiciones para que se pueda trabajar de forma positiva en grupo. Cabe destacar las cuatro condiciones para que los grupos puedan funcionar de “forma inteligente”:

  • Diversidad de opinión: cada persona debería tener información privada aún si es sólo una interpretación excéntrica de los hechos conocidos.
  • Independencia: las opiniones de la gente no deberían ser determinadas por las opiniones de los que los rodean.
  • Descentralización: la gente debería poder especializarse y recurrir al conocimiento local.
  • Combinación: existen algunos mecanismos para convertir los juicios privados en decisiones colectivas.

A continuación una captura de una transparencia que preparé sobre los estudios de la polarización de los grupos (disculpad, el copy&paste queda fatal, el PDF lo podéis bajar, es la #20):

Resumen

Los pasos propuestos son:

  1. Discutir la arquitectura o plataforma.
  2. Ponerla en marcha.
  3. Invitar a la mayor cantidad de personas, con ideas y ideologías diversas para que aporte u opine.
  4. Definir el consenso de mínimos y presentarlo en sociedad.
  5. Trabajar en otras propuestas y “desarrollos programáticos” alternativos (ojo, tiene que haber diversidad)
  6. Agregado: comentan que falta lo de presentar Iniciativas Legislativa Popular (ILS), también (aunque pueden ser no admitidas por el Congreso).

Por supuesto, esto es sólo una propuesta inicial para intentar tener un rough consensus and working code de la variedad de propuestas e ideas que circulan ahora mismo por la red. Soy humano y finito, seguro se me olvidaron temas o propuestas importantes. Estaré encantado de que alguien pueda ampliar, refinar y hacer obsoleto este borrador inicial, pero estaría mucho mejor que se empiece a desarrollar la plataforma mientras acampadas y bloggerssiguen afinando el “consenso de mínimos”.

Espero sirva de algo. Gracias.

PS: “No propongas, haz” es todavía válido aunque yo me lo haya saltado ;)

El origen de No Les Votes

Entrevista realizada por Marco Táboas a Enrique Dans y Ricardo Galli en Palma, la noche del 18 de Mayo de 2011 en la que cuentan el origen, la razón de ser y los objetivos de los movimientos 15M, NoLesVotes, DemocraciaRealYa y las acampadas que han tenido lugar en diferentes puntos de toda España en estas fechas.

Entrevista a Javier Celaya (DosDoce.com)

“Con el libro en papel nos ponemos romanticones; a un chaval de 15 le das un iPod y es la misma sensación”

Ver entrevista completa

Muy jugosa esta entrevista a Javier Celaya de DosDoce.com para el diario Noticias de Alava en torno a los libros electrónicos. Para Javier Celaya las nuevas tecnologías han perdido su adjetivo para convertirse en una realidad de “cacharros”. Afirma que el modelo tradicional esta perdiendo eficacia, que tomando un ejemplo como el New York Times tiene actualmente 1 millón de lectores en papel, y 12 millones en digital, aunque reconoce que el negocio esta en el kiosko, y que se empiezan a vislumbrar modelos que validan el hecho de que si das un contenido digital interesante a un precio asequible, el usuario está dispuesto a pagarlo.

Para él el mundo del  libro pertenece a un modelo muy tradicional con 500 años de la misma tecnología y que existe una resistencia al cambio de hábitos; que al principio nos crea rechazo, pero que se trata de una realidad imparable. En España aún no hay una masa critica de lectores en formato electrónico porque los precios de los dispositivos aún no son accesibles a la mayoría, pero cuando estos sean similares a los de Estados Unidos -actualmente algunos modelos ya se están vendiendo a 99 euros-, se empezará a pensar en “me lo puedo permitir”.Están entrando en este mercado más fabricantes y harán que los precios bajen en poco tiempo, además de una evolución de funcionalidades, tamaños, y colores de los dispositivos, que incluso algunos editores, como ocurre ahora con los móviles los regalarán para fidelizar al cliente.

 ”Hasta ahora, cuando a alguien le decían que iba a leer en pantalla, el rechazo era natural. Su experiencia era la del ordenador, que relacionas con el trabajo. Y si el fin de semana vas a leer a tu autor favorito en pantalla… Pero estos nuevos cacharros dan una experiencia similar al papel.”

Dice que en el mundo editorial ha habido una aceptación y que las mismas sensaciones románticas que nos producían los libros cuando teníamos quince años ahora las tienen los jóvenesinmigrantes digitales ante el iPod.

También hace mención a la biblioteca y futuro del bibliotecario considera que no van a desaparecer, pero tendrán que adaptarse, “su función va a ser ayudar al lector a cribar frente al algoritmo máquina de Google, que en cada consulta te arroja 15 millones de resultados.

En el programa de TVE Página 2 se hizo un somero repaso a lo que se espera que sea el futuro de los libros, que inevitablemente será electrónico.

Magia y neurociencia, manual para “engañar” al cerebro

10/05/2011 | Antonio Martínez Ron | Imagen: David Tesouro

Algunos de los mejores magos y neurocientíficos del mundo se han reunido en la isla del Pensamiento (Pontevedra) para compartir conocimientos y experiencias. Científicos e ilusionistas aprenden cómo reconstruye nuestro cerebro la realidad gracias a las ilusiones que los magos llevan siglos practicando.

] Magia y neurociencia
CIENCIAS (GENERAL)

Los “trucos” del cerebro

Antonio Martínez Ron / David Tesouro

Los ojos están fijos en la moneda, los dedos se mueven durante un instante y la moneda no aparece en el lugar en el que todos esperaban. Cuando el mago abre la mano, una docena de espectadores aplauden alborozados alrededor de la mesa. El público de esta noche es muy especial, la mitad de ellos son magos y la otra mitad neurocientíficos que llevan años estudiando los secretos del cerebro y la percepción. Aún así, no dejan de asombrarse con cada nuevo truco.

Son las tantas de la madrugada y estamos en la isla de San Simón, en mitad de la ría de Vigo. Los invitados han sido cuidadosamente seleccionados para participar en Neuromagic 2011, la primera reunión de magos y neurocientíficos del mundo para estudiar cómo funcionan estos “engaños” en nuestra mente. Los testigos del juego de la moneda saben que en algún momento del proceso su cerebro ha creído ver lo que no estaba allí y ha reconstruido parte de la escena. Estos pequeños fallos son los que los magos llevan siglos explotando para dejarnos con la boca abierta y para los que la neurociencia está encontrando ahora una explicación.

“Los magos toman ventaja de que tenemos una capacidad mental limitada”, explica Susana Martínez-Conde, quien ha coordinado el congreso con Stephen Macknik después de años trabajando junto a muchos de estos ilusionistas de forma individual. “Nuestro cerebro tiene un tamaño y unos recursos limitados”, explica, “y debe tomar decisiones y atajos”. Es por esta economía de los recursos que nuestra mente completa los huecos y ve continuidad donde quizá no la hay, o hace interpretaciones que tal vez no sean del todo correctas pero que nos sirven para ir tirando.

“Vivimos rodeados de ilusiones”, asegura el profesor Peter Tse, uno de los mayores expertos del mundo en esta materia. En su opinión, estas ilusiones visuales son el fallo que demuestra que todo lo que vemos es una construcción del cerebro. Dispuesto a demostrarlo, Tse proyecta una imagen ante el auditorio que expone durante largos segundos. “¿Alguien ha notado algún cambio?”, pregunta. Nadie ha apreciado nada, a pesar de que es un público “entrenado”. Un minuto después, cuando lo explica, vemos que una de las ventanas del dibujo se ha esfumado de nuestra vista, pero a una velocidad tan lenta que nuestro cerebro no ha sido capaz de registrar el cambio a nivel consciente.

El cerebro rellena huecos, se pierde los detalles porque todo lo que queda en la periferia está borroso y se distrae con una canción, un ruido o una emoción. Cuando el mago nos hace reír, por ejemplo, nuestra atención baja momentáneamente y nos deja más expuestos al engaño durante unos segundos. También construye una falsa continuidad entre unos eventos y otros, aunque los cambios salten a la vista.

Entre otras muchas cosas, Luis Martínez Otero estudia en su laboratorio del Instituto de Neurociencias de Alicante la continuidad de nuestra percepción cuando realizamos determinadas tareas. “La memoria visual a corto plazo es muy importante para mantener la ilusión de continuidad visual”, asegura. “Estamos continuamente moviendo los ojos, percibimos el mundo de forma discontinua, pero en cambio nos parece continuo”. Hay muy buenos ejemplos en las películas, como la famosa escena de la batalla de “Braveheart”, en la que Mel Gibson lleva un arma diferente en cada plano y nadie lo percibe, o la película de Chaplin en la que cambia de habitación cuatro o cinco veces y reaparece con sombrero y sin sombrero.

Un fenómeno muy relacionado con esto es la ceguera por desatención y se suele explicar con el famoso vídeo del gorila y los pases del baloncesto o el encuestador que se intercambia con otro sin que la víctima note el cambiazo. Cuando centramos nuestra atención en un foco determinado, el resto del mundo desaparece para nuestro cerebro. Los magos utilizan esta estrategia y otras muchas durante sus actuaciones, tratan de que miremos donde ellos quieren e incluso borran de nuestra memoria lo que acaba de suceder con preguntas que nublan nuestro razonamiento y cambiarán lo que luego recordemos.

“La colaboración entre magia y neurociencia funciona en ambos sentidos”, explica Martínez-Conde. “También los magos están muy interesados en saber cómo funciona la percepción y cómo mejorar sus trucos”. Los científicos no solo están usando los trucos para comprender cómo funciona la percepción, sino para poner a prueba nuestras habilidades cognitivas.Peter Johansson y Lars Hall, por ejemplo, utilizaron un pequeño juego de manos para cambiar la elección de sus sujetos entre dos opciones. Los participantes elegían entre dos fotografías y explicaban los motivos por los que habían escogido una de ellas sin saber que el investigador les había dado la opción descartada. Sus trabajos han servido para profundizar en un fenómeno conocido como ceguera a la elección y demostrar que nuestras opiniones son mucho más maleables de lo que pensamos.

Anthony Barnhart es el único ponente que tiene los pies en los dos lados del campo de juego. “Empecé como mago”, nos explica, “antes de ser psicólogo”. “A medida que desarrollas tu interés por la magia y aprendes cómo engañar a la gente”, confiesa, “te das cuenta de cómo fallan nuestras percepciones”. Sus conclusiones son bastante inquietantes, porque indican que nuestro cerebro verá una y otra vez la misma ilusión o se fijará en los mismos focos por muy inteligentes que nos creamos. “De hecho”, nos revela alguien lejos de la cámara, “hay quien cree que el mejor público para engañar es el que se cree más listo”.

Durante cuatro noches seguidas, magos y neurocientíficos han intercambiado secretos para mejorar lo que sabemos de ambas disciplinas. En un lado de la mesa, el gran James Randisaca una flor del pelo de unas invitadas. En el otro, Eric Mead recuerda la noche en que un tigre se escapó de una jaula en Las Vegas y dejó la marca de sus garras sobre el capó de un coche y Max Maven habla del tipo que hacía creer que tenía unos dados dentro del puño haciendo sonar los huesos fracturados de sus nudillos.

“Esto que acabo de ver, ¿ha pasado?”. La pregunta del mago Luis Piedrahita resume perfectamente la sensación con la que nos quedamos después de un truco de magia. Algo que es aparentemente imposible se ha convertido en posible durante un instante, el niño dentro de nosotros quiere creer que es verdad, jugar a deslizarse por la pendiente del asombro. La respuesta está a unos centímetros de distancia, en esas conexiones neuronales evolucionadas para percibir formas, colores y movimientos de determinada manera. Los científicos empiezan a comprender cómo se generan las ilusiones y a meter la cabeza entre estas misteriosas bambalinas, ese lugar donde nuestras percepciones se convierten en palomas y un montón de conejos asoman de una chistera.

Ver también:

– James Randi: “Mantened los ojos abiertos y pensad por vosotros mismos”

– Diez ilusiones visuales explicadas y una sin explicación (vídeo)

IDIOCRACIA

Publicado: 8 mayo, 2011 en bizarre, cine, cultura, futuro

Este video compacta casi todas las mejores partes de la película IDIOCRACIA, la que muestra una (¿)”sátira”(?) sobre el futuro de la raza humana, teniendo en cuenta las tendencias y el ritmo de la actualidad.