Publicado: 14 enero, 2012 en alimentación, CRISIS, economía, medios, salud, vivienda

Una pareja de ancianos se suicida al no poder superar sus problemas económicos

Conmoción en Italia por la decisión de una pareja ancianos de acabar con sus vidas al ser incapaces de superar sus problemas económicos. No tenían trabajo, se habían quedado sin casa y estaban a punto de separarles. Escribieron varias veces a los políticos pidiendo ayuda pero no obtuvieron respuesta.

Antonio Pelayo  |  Roma, Italia  | Actualizado el 12/01/2012 a las 21:20 horas

Su terrible historia ha irritado doblemente a los italianos, que hoy también han visto cómo sus representantes, los mismos que reclaman austeridad, no renuncian al lujo en sus vacaciones.

“Leeréis en los periódicos con cuanta dignidad saben morir dos ciudadanos asqueados de la hipocresía y de la crueldad de vosotros los políticos”, escribió un matrimonio italiano en una carta publicada por el semanario “Oggi” antes de poner fin a su vida el pasado domingo en Bari, en el sur de Italia.

Salvatore De Salvo, agente de comercio de 64 años y en paro desde hace siete, y su mujer, Antonia Azzolini, de 69, relataron sus penalidades y sus múltiples peticiones de ayuda a las instituciones italianas en una entrevista a una televisión local, que desde el 17 de marzo de 2010 se puede ver en el canal de vídeos Youtube.

Sin trabajo y tras perder su casa, desilusionada por las promesas de los políticos que nunca llegaban, la pareja intentó suicidarse sin éxito, tal y como explican en el vídeo, y fue recluida en un asilo, “una ratonera con una humedad de locura”, como la definió De Salvo.

Al final de la grabación, Antonia musitaba entre lágrimas: “Quiero hacer cualquier cosa que me de la posibilidad de salir de este lugar infernal donde me encuentro, volver a hacer las cosas que hacia al principio, tener una casa donde estar, cocinar la comida a mi marido, tener una vida”.

La pareja había enviado numerosas cartas al semanario del corazón Oggi en las que explicaba su situación desesperada y pedía la intercesión del entonces primer ministro Silvio Berlusconi, no sin antes haberse dirigido al presidente de la región de Puglia, Nichi Vendola, y al alcalde de Bari, Michele Emiliano.

“¿Quizá el presidente ha rechazado intervenir porque cuando anuncia que ayuda a los están siempre en dificultad trata de referirse únicamente a amigos o personas que le procuran placer o beneficios?”, aseguraban en una carta de septiembre de 2011, reproducida por el semanario. Y finalizaban la misiva: “al Ilustre Caballero Berlusconi dedicamos nuestro saludo: ‘Ave Silvio, morituri te salutant'”.

Cuando el Ayuntamiento de Bari decidió “recluirlos” en la casa de acogida y después decidió que ocuparan habitaciones separadas la pareja explicó que “para nosotros dos que hemos vivido 45 años en la buena y en la mala suerte siempre juntos significaría ir de mal en peor. Para esto es mejor morir”.

El epílogo del drama se produjo el domingo, cuando la mujer fue hallada muerta en una habitación en el hotel “Siete Mares” de Bari, según los investigadores por ingesta de barbitúricos, mientras que el marido apareció ahogado en la playa.

Los investigadores, que esperan los resultados de la autopsia, apuntan a que al no hacer efecto al hombre la ingesta de barbitúricos y para seguir a su consorte en su último viaje, Salvatore De Salvo se adentró en el mar para poner fin a su vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s